Viajes o comer fuera de casa

Si comes fuera de casa, evita los aperitivos y cámbialos por un zumo de tomate, elige menús ligeros como ensaladas, carne de pollo y pescados a la parrilla en lugar de platos más fuertes, olvídate de salsas. Procura pedir siempre una ración de vegetales frescos y/o cocidos.

Escoge fruta fresca o un yogur desnatado para el postre, aunque el helado puede ser una alternativa. Completa la comida con algo de pan integral, agua y café o una infusión.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POST