¿Por qué existe el efecto yo-yo?

La expresión “kilos yo-yo” apareció durante los años 1970 – 1980 para designar, en referencia al juguete que va y viene, los kilos que se pierden y recuperan después de hacer algunas dietas.

Hablamos de efecto yo-yo cuando después de algunas dietas express, demasiado restrictivas y desequilibradas, los kilos perdidos vuelven a instalarse definitivamente.

Es difícil deshacernos de estos kilos “bonus” porque:

 

1. Después de este tipo de dietas volvemos a los malos hábitos alimentarios que nos llevaron a engordar. Pensamos que como ya no estamos a dieta no hay que ser tan estrictos con la alimentación y volvemos a unas pautas no saludables.

 

2. El cuerpo tiene memoria. No le gusta pasar penurias y se vuelve cada vez más eficiente, quemando menos calorías cada vez en previsión de que pueda llegar otro régimen o dieta estricta.

 

Además, recientemente científicos españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), han descubierto que las dos hormonas implicadas en la regulación del apetito, la leptina y la grelina, influyen en la ganancia de peso después de hacer una dieta. Esto significa que, a parte de los 2 factores principales descritos arriba, se puede identificar midiendo los niveles de ambas hormonas en sangre si se es una persona más propensa a engordar después de hacer dieta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POST